miércoles, 5 de octubre de 2016

Iraq prepara la liberación de Mosul con el apoyo de la aviación francesa


Las tropas iraquíes y kurdas se preparan para la toma definitiva de Mosul con apoyo de la Coalición Internacional. Ocho cazas francés han despegado en la madrugada del viernes del portaaviones Charles de Gaulle para participar en la liberación de la ciudad, último bastión del Estado Islámico en Iraq.
El presidente de la región del Kurdistán, Masud Barzani, ha visitado Bagdad por vez primera desde hace cinco años para reafirmar el apoyo de las fuerzas peshmerga al gobierno central. La autoridad kurda está encontrada con el Ejecutivo central por las competencias sobre el territorio y sus recursos energéticos.
El primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, ha insistido en que rol de la Coalición Internacional se limitará a proporcionar apoyo aéreo y logístico, así como entrenar y asesorar a las tropas nacionales.
“No habrá tropas extranjeras en suelo iraquí para luchar contra el ISIS, serán solo las fuerzas de seguridad iraquíes quienes expulsen al Estado Islámico de nuestro territorio” ha dicho.
Estados Unidos, que lidera la coalición enviará 600 soldados más de cara a la ofensiva que podría tener lugar en las próximas semanas. Los bombardeos internacionales han matado a 18 líderes del Estado Islámico en el último mes, según el Pentágono, que calcula que en Mosul quedan aún unos 4.500 combatientes.
La segunda ciudad más importante del país fue tomada por el ISIS en 2014. Desde marzo de esta año las tropas iraquíes con apoyo de las fuerzas kurda – los peshmerga- y de otras milicias sunníes y cubiertas desde el aire por los bombardeos de la colación internacional ha hecho importantes avances, recuperando la ciudad de Nínive y arrebatando al ISIS el control de Al Qaraya, una ciudad próxima a Mosul y esencial para la toma de este último reducto del grupo terrorista en el país.